PLAKKS: el “nuevo” juego de fútbol

4 min

PLAKKS: el “nuevo” juego de fútbol

Un juego de fútbol hecho por un alumnus #madeinpompeu y que se puede jugar en cualquier sitio.

Soy Haritz Múgica, graduado en Ciencias Empresariales – Management por la Universidad Pompeu Fabra, y me gustaría compartir la historia de PLAKKS, un nuevo proyecto que he empezado con mi amigo de toda la vida Jordi Domínguez (diseñador industrial graduado por ELISAVA) y que está relacionado con el fútbol, los juegos de mesa y el ecommerce.

Somos dos amigos de Barcelona que queremos crear un impacto en la sociedad actual, adicta a las pantallas. Por esa razón hemos creado PLAKKS: un juego de fútbol y habilidad al que puedes jugar donde quieras y con quien quieras. Nuestra idea es seguir creando juegos de mesa deportivos para fomentar la amistad, la diversión y la competición entre las personas. 

Los inicios del proyecto

Antes de que naciera Plakks, Jordi y yo siempre hemos compartido varias ideas que nos iban viniendo a la mente, pero nunca una idea hizo encender la chispa como lo hizo Plakks. Y os preguntaréis, cómo nació? Un día cualquiera vi un vídeo en Redes Sociales de un juego en forma de tablero que se jugaba con las manos. En ese momento se lo enseñé a Jordi y le comenté que estaría muy ‘chulo’ hacer un juego parecido, pero de fútbol y con sus propias reglas.

Enseguida nos pusimos a comentar cómo podría ser ese juego y qué reglas tendría. En unas horas ya teníamos el juego diseñado y sus reglas. Sin dudarlo, al día siguiente nos fuimos a comprar todo el material necesario para construir las primeras muestras.

En una semana construimos 20 prototipos del juego, para empezar a moverlos entre amigos, familiares y círculo cercano. El juego tuvo una aceptación tan buena y tan inmediata que la gente lo quería comprar. Fue en ese momento cuando nos empezamos a plantear realmente una producción más grande. Días después encontramos un manipulador en Barcelona para que nos fabricara 150 unidades.

Haritz Múgica y Jordi Domínguez, trabajando en el proyecto.

Ese momento coincidió con los inicios del verano de 2018. Lo que hicimos fue ir a todos los esplais de la zona (vivimos en Sitges), con 3-4 Plakks para que los niños lo probaran y jugaran entre ellos durante una hora. Al acabar, les entregábamos a cada uno un papel con toda la información del juego para que se lo dieran a sus padres, en caso de interesarles.

Nuestra misión es fomentar la interacción cara a cara, la amistad, la diversión y la competición mediante un juego sencillo, divertido y dinámico. Y por que no, intentar reducir la soledad de las pantallas.

Cada día estábamos en un esplai distinto y cada día nos llamaban los padres pidiéndonos un juego para su hijo. La verdad es que se volvían locos con el juego y notamos rápido que eso empezaba a ser un éxito. En menos de 2 meses volaron esas 150 unidades producidas e incluso dejamos a padres sin su juego porque ya no nos quedaban.

Una de las sesiones de prueba del juego en casales y escuelas.

Dedicación al 100% al proyecto

Fue en ese momento cuando realmente nos planteamos fundar la empresa e ir a por nuestros sueños. Dejamos nuestros respectivos trabajos ‘fijos’ y nos metimos de lleno en el proyecto, al 100%. Estábamos en el mes de Setiembre y para esa fecha ya teníamos cerrado un proveedor muy importante a nivel mundial que nos iba a fabricar los juegos.

Para poder empezar necesitábamos financiar el primer pedido de juegos (un mínimo de 1000 unidades). La estrategia con más sentido era hacer una campaña de Crowdfunding para financiar ese pedido. Era ideal porque durante la Campaña ofrecíamos el juego a precio reducido para el que lo quisiera comprar durante los 30 días de Campaña, a cambio de que le llegaba un poco más tarde. Y nosotros con todo el dinero recaudado durante la campaña podríamos financiar el primer pedido.

Fue una pena porque finalmente no llegamos al objetivo de la campaña, que eran 20.000€. Analizándolo fríamente detectamos algunos errores que hicieron que no llegáramos al objetivo (uno muy importante fue fijar un objetivo tan ambicioso)

Pero como nadie es perfecto y de los errores se aprende, pues eso es lo que hicimos. Ni mucho menos tiramos la toalla, y ya empezamos a trabajar una 2a campaña de Crowdfunding, corrigiendo los errores cometidos en la primera.

Esta segunda campaña empezó el día 2 de Mayo y terminó el 11 de Junio, consiguiendo llegar al objetivo marcado.

Podemos decir que el fracaso de la primera campaña nos hizo ser mejores para esta segunda. Mejoramos el juego haciéndolo plegable permitiendo así poder llevártelo cómodamente para jugar donde quieras. Mejoramos también las tarifas de transporte, así como el diseño del juego con pequeños detalles como las equipaciones de los jugadores. Además, más de 1.000 personas estaban interesadas en comprar el juego… en fin, varios cambios que nos acercaban más al objetivo de poder financiar una primera gran tirada de juegos y arrancar el proyecto.

Me encantaría que le pudieras echar un ojo al proyecto, y cómo no, recibir todo el feedback posible para seguir mejorando. Muchas gracias y un fuerte saludo.

Comparteix aquesta entrada

Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Joan De Lara, alumnus and specialist in migration processes, explains us the keys to understanding one of the forgotten conflicts in today’s Europe.
Un article sobre el Projecte Horitzons, en què l’alumnus Marc Crespo comparteix la seva experiència durant el voluntariat.
Txell Fàbregas, alumna d’Humanitats, ens explica el seu projecte Oks&Bo: una subscripció literària mensual per a criatures d’entre 3 i 7 anys.
Carles Gorres i Mireia Schröder, alumni de Comunicació Audiovisual, ens apropen el seu llargmetratge nominat al D’A Film Fest, així com el seu procés de creació i les persones que els van acompanyar en el projecte.